Haz clic aquí:

Los oficios caninos

Como seres humanos, tenemos la obligación de reconocer el trabajo de los seres que nos ayudan diariamente a aliviar la agobiante carga del vivir. Es por esto que en esta entrada, nosotros, el equipo de Perro Gordo, queremos reconocer a todos aquellos entes que, debido a nuestro egocentrismo cegador al hacernos pensar que nuestra vida es más importante que la del resto, nos ayudan a sobrepasar tareas que a veces ni siquiera notamos, pero que no por eso dejan de tener valor.
Y me refiero al canis lupus familiaris, el perro, el mejor amigo del hombre, nuestro amigo fiel…

En honor a ellos, hemos preparado el primero de (esperamos) muchos especiales. Esta vez, como ya dijimos, mostraremos y hablaremos un poco de cada tipo de perro, su importancia en el contexto que le tocó vivir y cómo puede tener relevancia en la vida de muchas personas al mismo tiempo. Los oficios caninos son parte del día a día de la humanidad, por lo que nos tomaremos la libertad de tratar este tema con la importancia que merece.

El perro humano

Así decidimos denominar al espécimen que participa en eventos que, según la sociedad, deberían quedar reservados para los homo sapiens sapiens. Ejemplos que todos deberíamos haber visto:

  • El que entra al supermercado.
  • El que anda en metro/micro.
  • Los que ven tele.
  • Los que se sientan en las bancas de las plazas.

Seguramente hay más, todos debemos haber visto algunos. Por lo menos nosotros hemos visto los ejemplos nombrados con nuestros propios ojos. Además, alguna vez salió la noticia de los perros de Moscú que viajaban en metro (acá vi un par de perros en el Metro de Valparaíso).

 

El perro indignado

Con una indignación que muchas veces es compartida por la gente que se manifiesta en el mismo contexto, o quizás ni siquiera tenga que ver, el perro indignado es el que se expresa contra la autoridad represiva, la del sistema que lucha por no cambiar. Sabemos que hay casos que llegaron a medios muy importantes, como el de Kanellos, en Grecia.

Nosotros vimos una vez en Valparaíso un perro que jugueteaba feliz con las rocas que la multitud le lanzaba a la fuerza policial que se cubría hábilmente con los escudos.

Razones para indignarse siempre hay. Muchas veces estos perros, de alma salvaje, no necesitan que los demás se enojen con los dioses para manifestar su ira acumulada.

El perro extremo

Son los que persiguen autos, muerden ruedas, siguen motos y bicicletas como si fuese su deber. Varios acumulan muchas persecuciones en su vida, hasta que la actividad les pasa la cuenta y exponerse al peligro fue más allá de conseguir adrenalina o una historia que contarle a los amigos del barrio.

Quizás cuántos mueren en esta peligrosa actividad.

Igual debe ser molesto andar en moto en camino a repartir algo (digamos, una pizza) y que te siga y ladre con furia un perro desconocido. Para el peatón queda el ruido del perro y del vehículo, pero para “el ladrado” debe quedar un susto más o menos.

El perro de universidad

Muy populares entre estudiantes de muchas carreras, alimentados por todos y de una vida que otros perros envidiarían, los perros de universidad deben estar entre los oficios caninos más agradables. Un ejemplo que podemos citar es el de la perrita llamada Foca, en la Universidad de Playa Ancha en Valparaíso. Ella tiene hasta página en Facebook. Según sabemos, vive desde hace alrededor de una década en las cercanías de la universidad.

En una categoría similar, podemos encontrar al perro más famoso de Valdivia que cuenta con más de 5000 seguidores en Facebook. No será de universidad, pero debe tener historias que contar sobre su vida.

Quizás cuántas generaciones le han acariciado el lomo a una misma mascota colectiva.

El perro lastimero

Generalmente ubicados en un lugar donde mucha gente pasará después de haber comprado algo que estén consumiendo, los perros lastimeros son aquellos que te miran con esos ojos de “no he comido en cuatro meses” para que le compartas un poco de tu sopaipilla o empanada.

Está claro que su alimentación no debe estar cerca de lo que podríamos entender como “equilibrado” o “adecuado”, pero es la forma en la que ellos logran vivir su día a día.

Dentro de los oficios caninos, quizás sea de los más vistos, además de libres, para lo que quede en la búsqueda de libertad del perro en la sociedad actual.

 



2 Comentarios

  1. Manuel Gris escribió:

    Los perros extremos, son en realidad los perros masca-ruedas, un arriesgado deporte que nunca he compartido, como las corridas de toros y el Box… pero bueno, es su pasión :/

  2. Francisca Savas escribió:

    Faltó el perro capataz de obra

Responder a Francisca Savas

Connect with Facebook